El boletín del estratega

No estoy donde quiero estar, pero no voy a donde voy, sino a donde quiero ir.

Carlos Lllano Cifuentes

 

No solo en el mundo empresarial encontramos una basta competencia que va cubriendo cada espacio de mercado con distintas ofertas. ¿Cómo hacernos un espacio en el mercado y tener clientes que amen nuestros productos y servicios? Podríamos decir que es seguro que al día de hoy los empresarios saben que si no se renuevan, su permanencia en el mercado se va a ver afectada (discurso que hemos escuchado por más de 30 años)… pero en realidad esto no es del todo cierto. Las empresas y sus cambios son lentos, muy lentos y sin embargo siguen existiendo y haciendo buenos negocios varias de ella. ¿Qué es lo que pasa?

Y no solamente sucede esto en el mundo empresarial, en mi caso, como académico, me ha tocado la fortuna de participar en algunas de las mejores universidades de América Latina. Es increíble ver, sentir y estar en universidades que cumplen 70, 60, 50 o 40 años y encuentras prácticas “arcaicas” tanto en los procesos de enseñanza-aprendizaje ( lo que representa la propuesta de valor base de una universidad), como en procesos administrativos y conexos. Pero sin embargo, aun a pesar de esto, siguen siendo universidades Top. ¿ Así debe ser?, ¿El cliente, el mercado, la sociedad, el mundo finalmente ha entrado a un espacio de conformismo?

De igual forma, como individuo estamos expuestos a una vorágine en el mundo en el que vivimos. Leemos, escuchamos, vemos una gran cantidad de discursos e iniciativas de cómo mantener una vida saludable, como distribuir nuestros tiempos de profesión, de familia, espirituales, de salud y de introspección. Y sin embargo el proceso de cambio es lento, muy lento. ¿Cuándo fue la ultima vez que cambiaste algo en tu rutina?, ¿Tienes un plan sistemático de cambios que te hagan evolucionar?

Conectar nodos, construir escenarios y generar los “flujos” propios es la tarea pendiente. Ya no solamente adaptarnos a algo que va a suceder, según esto!?…El punto es generar nuestro propio sistema, ser el constructor y hacer que las cosas pasen.

Tal vez no estamos donde quisiéramos estar, ya sea de manera individual, ya sea como una empresa que desea tener una mejor posición competitiva o bien una universidad que desea destacar en alguna linea científica, social o cultural y que continuamente se compara con sus pares. La función Directiva, nos invita a pensar en que no necesariamente nos debemos dejar hacer, el tema no es adaptación a lo que esta sucediendo, ya que eso al final del día nos lleva a donde no queremos ir. El punto es construir el escenario, conectar los nodos y accionar, para que así vayamos a donde queremos ir.

Anuncios

Observación para innovar

El éxito es ese viejo trio: habilidad, oportunidad y valentía.

CHARLES LUCKMAN

Recuerdo en uno de esos tantos post que uno ve en las redes sociales que indicaba que la innovación en la empresa es cuestión de capacidad:

1.- … la capacidad de detectar oportunidades,

2.- …más la capacidad de resolver y atender creativamente esas oportunidades y

3.- …finalmente,  ejecutar, accionar y movilizar a la empresa y sus recursos directos e indirectos, socios y aliados, departamentos y proveedores en un plan de acción concreto para “innovar”.

Entiendo que ya se ha hablado mucho de innovación. Con un sólo click en un buscador podemos tener un poco más de 8, 820,000 resultados asociados a la palabra innovación.

De igual manera como esa gran cantidad de información que encontramos en internet,  tenemos el mundo de oportunidades que podemos detectar a partir de un buen ejercicio de observación…. “like a browser”

Si me atreviera a dar la receta para esta función de observación y su consolidación como detonador clave de innovación en la empresa, podría decir:

1.- Los grandes observadores son capaces de ver lo que no es evidente, de ver lo que los demás no pueden ver…de leer entre lineas….y como hacemos eso: busquemos siempre nuevas referencias, movamos y transformemos el “as usual”!…lo que al escribirlo suena fácil, pero para la empresa es un proceso muy, pero muy doloroso…

2.- Convertir en una disciplina el ejercicio de observar. Practicar sistemática y metodológicamente esta función esencial en la empresa..un estudio de mercado por si solo no nos sirve mucho, el reto es entre muchos “datos” conectar lo no evidente con un otros datos, como la tendencia tecnológica, las prácticas empresariales en otros  sectores o bien la capacidad instalada que aun no la hemos rentabilizado.

3.- Definir los procesos y mecanismos mínimos necesarios para que esa observación sirva para algo…es decir, y ahora como metemos todas esas alertas a “la moulinette”

 

Mi intensión no es hacer una disertación acerca de la observación, sino generar solamente algunas reflexiones.

Por otro lado, la observación no solamente es de nuestro entorno, esta se debe y se hace desde mar adentro… como dice la película española del 2005. Nuestros principales nodos de valor esta en nuestras propias creencias.

¿en qué  nivel tienes tu API?

Sigue leyendo

Carlos LM

Cocinero, poeta, jardinero y profesor de corazón. Y como dice Joaquin Sabina: lo niego todo, hasta la verdad!

7 años compartiendo mi vida con el ITESO, en las aulas de licenciatura y posgrado he encontrado retos, satisfacción y dilemas que me han hecho crecer en todo momento.

Ingeniero mecánico de base y doctorado en innovación me han llevado a transformar mas de un paradigma…

Generando Valor

A lo largo de los últimos años he tenido la fortuna de conocer mujeres y hombres empresarios que en verdad son un ejemplo a seguir no solamente por su calidad humana sino por su alto desempeño profesional y sobre todo por su gran capacidad de generar valor…

¿Cuál es el motivador?

¿Qué los inspira?

¿Cuáles son los riesgos a los que se enfrentan?

lobo

http://bit.ly/1pbQC6t      da click en la liga y comentame ¿Qué opinas?